Construcción

CONSTRUCCIÓN

Tras previa solicitud por parte de la Compañía Central de Aragón al Ministerio de Fomento, éste adjudicó a la Compañía solicitante la construcción de “El Caminreal” por la Real Orden del Ministerio de Fomento del 22 de Septiembre de 1927. A partir de aquel momento la Compañía C.A puso en manos del Ingeniero de Caminos D. Manuel Alonso Zabala, al que se le nombró como Director de la Construcción, la realización de la línea. Si bien al principio se generó gran polémica sobre el lugar de empalme con la línea Calatayud a Valencia, sobre si éste tenía que ser en Caminreal, Calamocha e incluso Daroca, la Compañía C.A, y tras examinar posteriores proyectos exigidos tras la presión de numerosas localidades afectadas, celebró una reunión extraordinaria el 19 de Noviembre de 1930 en la que se resolvió el asunto del empalme en Caminreal, tal y como lo contemplaba el proyecto original. Además se ordenó la construcción de una nueva estación en la localidad de Calamocha que se denominaría Calamocha-Nueva, diferenciándola así, de la otra estación que también disponía este municipio turolense perteneciente a la línea Calatayud a Valencia llamada Calamocha-Vega. En el momento de tomar estas importantes decisiones ya se encontraban en obras numerosos puntos del resto de la línea, que dieron su comienzo el día 13 de Enero del año 1928.

Para la construcción de “El Caminreal” fue necesario el encargo de:

• 216.000 traviesas de madera duras del Brasil.
• 11.000 toneladas de carril, tipo Norte 4 de 42’5 Kg. por metro lineal en barras de 12’40 m. de longitud.

Para la ejecución de los trabajos, la línea fue dividida en 3 secciones:
• Sección 1ª: Caminreal – Villarreal de Huerva.
• Sección 2ª: Villarreal de Huerva – Cariñena.
• Sección 3ª: Cariñena – Zaragoza Delicias.

Esta última sección tuvo la particularidad de estar ocupada en gran parte por el FF.CC económico de vía métrica Cariñena-Zaragoza (1887-1933), que había sido adquirido en el año 1913 por la Compañía C.A. con la intención de continuarlo hasta Daroca, para poder empalmar en esta localidad con la línea Calatayud-Valencia, de su propiedad. Es de significar la importancia que tuvo este modesto ferrocarril para la construcción de la nueva línea, ya que a través de él fue trasladado hasta Cariñena todo el material y maquinaria necesaria para el montaje de vía de las secciones 2ª y 3ª, comenzando de manera simultánea desde allí en dirección a Villarreal de Huerva y Zaragoza respectivamente.

LA PÁGINA MÁS TRISTE DE “EL CAMINREAL”

El día 28 de Septiembre de 1928 sobre las 7 de la tarde y mientras se trabajaba en la galería de avance en la boca sur del túnel nº 3, sobrevinieron dos desprendimientos separados con un intervalo de 45 minutos, en los que fueron sepultados 2 obreros en el primero y 7 más en el segundo que habían acudido a socorrer a los primeros, resultando la cifra de 9 víctimas, todos ellos muy jóvenes y mayoritariamente vecinos de Encinacorba. Las obras quedaron suspendidas seis días por orden del Juzgado de Daroca hasta que se esclarecieron las causas.

Los fallecidos fueron:
Los capataces Salvador Miguel, Félix Zuazo y Nicolás Navarro, y los obreros José Cruz, Andrés Martínez,, Alfonso Sánchez, León Sánchez, Vicente Collado y Florián Casanova.

Sirva también la creación de este Centro de Interpretación, para homenajear a estos valientes obreros, que dieron su vida en la construcción de “El Caminreal”.